Dietas que prometen milagros: ¿Solución o problema?

Luego de un frío invierno, donde solemos cargarnos de calorías extras para lograr conservar la temperatura corporal, las mujeres sentimos gran preocupación por nuestro peso. Las comidas de olla y el chocolate, entre otros, suelen ser alimentos típicos de la dieta invernal. De esa forma, se ganan algunos kilos de más, que luego nos desesperamos por perder.
Es así que, terminamos buscando dietas milagrosas, pero ¡no las hay!  Muchos de estos regímenes logran que bajemos de peso velozmente, pero traen de la mano varias desventajas.
A continuación, te informamos acerca de los peligros de estas dietas milagrosas:
1) Logran una veloz pérdida de peso, mediante la extrema restricción de la ingesta calórica. Alimentos ricos en proteínas, minerales, vitaminas y oligoelementos, suelen quedar por fuera del régimen. De esta forma, el cuerpo no sólo se deshace de la grasa (lo que buscamos perder al adelgazar), sino que no recibimos todos aquellos nutrientes que necesarios para nuestra salud.
2) Extienden por períodos demasiado largos los ayunos. Los nutricionistas aconsejan comer por lo menos seis veces por día. Pues, de esta forma el el metabolismo trabaja, gastando energías y quemando grasa.  Estas dietas mantienen ayunos de ocho, diez o hasta doce horas. Los ayunos  extremos sólo enlentecen el funcionamiento metabólico, dificultando la quema de grasas. Es decir, el ayuno enlentece el adelgazamiento, en vez de favorecerlo.
3) La abrupta falta de azúcar, produce efectos psicológicos negativos: mal humor, ansiedad, son algunos de los más comunes. Asimismo, la reducción extrema de las calorías, además puede causar dolor de cabeza y mareos, cuando las actividades realizadas provocan una gran quema de calorías.
4) Provocan efecto rebote. La pérdida de peso abrupta, lleva a que abandonemos la dieta en el momento de lograr el peso deseado. De esta forma, los hábitos alimenticios poco saludables, no son modificados. Cuando se deja la dieta, se vuelve a la alimentación cotidiana, y se gana el peso perdido, y a veces, aún algunos kilos más.
Por lo tanto, los nutricionistas aconsejan a quienes deseen bajar de peso, una dieta a largo plazo, que implique una modificación de los hábitos de alimentación: incluir grandes porciones de vegetales, dejar de lado las comidas industrializadas, así como el alcohol y las grasas trans. Pero, también, incluir el ejercicio físico en la rutina diaria. Estos pasos, son los que te harán perder el peso extra, ganando en salud.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>